En qué consiste nuestro Programa de Apoyo Psicológico

María Herrero, coordinadora del programa, nos explica la labor que desarrollan ella y su equipo.

Cáritas Diocesana Tui-Vigo | Oct. 10, 2018

María Herrero, coordinadora del Programa de Apoyo Psicológico.

María Herrero, licenciada en Psicología, lleva vinculada a Cáritas desde 1996. Empezó como voluntaria y, desde 2007, continúa como coordinadora  del Programa de Apoyo Psicológico, un servicio que ofrecemos y donde María presta funciones de apoyo psicológico a las personas que acuden a nuestro dispositivo situado en la sede de la Diocesana como en el Centro de Atención de Día de Menores que también gestionamos.

¿Cómo funciona el servicio y cuáles son las funciones que desempeñas?

En el Programa de Apoyo Psicológico que desarrollamos en la sede, recibimos a nuestros pacientes tras ser derivados desde alguno de los otros programas, como el de Acogida, Empleo, Salud, Educadción Familiar, etc. Una vez que se recibe a estas personas se valora qué tipo de necesidades o demandas tienen que nosotros podamos atender.

¿Cómo es la metodología de trabajo?

La mayoría de las personas que vienen presentan cuadros de ansiedad, de depresión, muchos de ellos vinculados a la situación social, de falta de trabajo o de situaciones de desestructuración familiar.

Cuando una persona lleva tiempo en situación de desempleo y se echan encima los recibos y  las facturas de luz, de agua, de vivienda, etc; cuando se tienen cargas familiares, hijos, padres de edad avanzada, algún familiar dependiente, más miembros de la unidad familiar en situación de desempleo….  El estado de ánimo, como es lógico,  puede acabar interfiriendo en la propia búsqueda de empleo. Predominan las dificultades para descansar, para llevar el día a día, la desesperanza, la frustración ante trámites administrativos lentos… Aparecen también dificultades para adquirir la medicación psiquiátrica en tratamientos crónicos, ya que se da prioridad a cubrir gastos que se ven forzados a considerar más prioritarios.

Nuestra función es un poco recoger esa demanda e intervenir sobre ella.

Para esto es fundamental la tarea de apoyo que nos presta un médico psiquiatra que acude de forma voluntaria dos días al mes, ya que, además de acompañar la valoración, diagnóstico e intervención terapéutica, elabora informes que se dirigen a los servicios públicos de sanidad, con objeto de agilizar, principalmente,  las prescripciones farmacológicas.

¿Has notado en estos años alguna evolución en el perfil de pacientes que acuden y de las demandas que hacen, incluso del servicio?

Pues en realidad sí, y muy importante. Mi inicios como trabajadora coincidieron con los comienzos de la crisis económica. Pero en Cáritas ya habíamos empezado a vivir ese proceso (el de la crisis) mucho antes. Inicialmente, incluso llegó a haber un programa específico de atención a personas inmigrantes. Actualmente ya no existe el programa como tal y podemos decir que atendemos casi a más personas locales, de nuestra ciudad, que a personas que vienen de otros países o de otras ciudades.

Considero que este dato es importante, ya que hay una tendencia generalizada a pensar que “sólo se ayuda a las personas de fuera”.

No somos conscientes de que la necesidad vive no sólo en nuestra ciudad, sino en nuestro mismo portal.

La realidad es que  la pobreza y la necesidad se visten, no sólo con vergüenza por parte del que la padece, sino también  con silencio. Muchas veces no somos conscientes de que la necesidad vive, no sólo en nuestra ciudad o barrio, sino también  en nuestro mismo portal

La casuística también ha evolucionado. Además de personas con cuadros reactivos o adaptativos, como los cuadros ansiosos/depresivos que mencionábamos con anterioridad, atendemos numerosas patologías de mayor gravedad: trastornos mentales graves, trastornos de personalidad, cuadros bipolares, etc., con escasos recursos económicos y sociales.

¿Cuál es el nivel de satisfacción que encontráis en este trabajo? Es decir, ¿qué nivel de participantes que pasan por el programa acaban experimentando una mejoría que os haga ver que vuestro trabajo merece la pena?

Esperemos  que la valoración sea muy positiva. Nuestro programa se acerca a  450 atenciones  anuales. El Programa de Apoyo Psicológico no trabaja de forma individual respecto al resto de programas de Cáritas Diocesana de Tui-Vigo. Nosotros trabajamos en proyectos, es decir, cuando una persona encuentra dificultades para su inserción laboral podemos intervenir nosotros, ayudándole a recuperar el control sobre su vida, sus circunstancias, unido al apoyo que se le puede facilitar desde el Programa de Acogida y de Orientación Laboral. Entonces, un poco entre todos, buscamos la manera de ayudar a esa persona para que tome las riendas de su vida. Hay personas que lo consiguen, que consiguen además su inserción laboral. Creo que nuestra Cáritas es una de las que tienen mayor porcentaje de inserción laboral de toda Galicia. Por desgracia, hay personas que por distintas circunstancias perduran en el tiempo como pacientes. Por su edad o por su condición social o económica y que no pueden acceder a ningún otro tipo de ayuda.

¿Qué necesitamos mejorar?

Es una pregunta muy amplia y que daría para mucho debate. Tradicionalmente,  Cáritas ha tenido la imagen de ser un dispositivo asistencial, es decir, un lugar donde se daban alimentos y ropa. Nuestra función en realidad no es sustituir los servicios que deberían cumplimentar las Administraciones Públicas. Desde este enfoque, el Programa de Apoyo Psicológico no pretende suplir los servicios que debería facilitar la Sanidad Pública y que, o bien no consigue llegar a toda la población que lo necesita, o bien sus sesiones de atención están muy separadas en el tiempo Es este el motivo por el que  intervenimos nosotros, como apoyo, para que esa persona pueda incorporarse a su vida cuanto antes.

Antes comentabas que, además de los servicios de atención psicológica en la sede de Cáritas Diocesana de Tui-Vigo, también trabajas en el Centro de Atención de Día a Menores,  también perteneciente a Cáritas. ¿Puedes explicar brevemente cómo es la labor que desarrollas allí, si es igual o utilizáis otra metodología?

La labor que desarrollo en el Centro de Atención de Día de Menores es  muy diferente a la que se puede desarrollar en el Programa de Apoyo Psicológico. Nosotros recibimos menores que deriva la Xunta de Galicia. Son menores que pertenecen a familias en situación de riesgo de exclusión social, familias monoparentales, normalmente con varios hijos, varios hermanos y en situaciones muy desfavorables tanto a nivel personal como académico. Mi papel consiste en participar en la acogida y en la valoración inicial de estos niños, llevando a cabo una valoración psicopedagógica con el objetivo de detectar no sólo las dificultades o las carencias que puedan tener estos niños, sino también sus destrezas para poder potenciarlas. De tal manera que podamos hacer una intervención globalizada, tanto a nivel académico para  que estos niños puedan tener la oportunidad de recibir el apoyo que cada uno necesite, como puede ser el refuerzo escolar, como a la hora de realizar actividades de ocio, de tiempo libre, de relacionarse con otros niños en campamentos, etc. Así como un apoyo psicológico especializado si por las circunstancias que tienen en sus familias, en sus hogares, así lo requieren.

Suscríbete para estar al día de nuestras noticias